5 ideas de juguetes y juegos al aire libre

Con el verano en todo su esplendor llega mes de agosto con los niños todo el día en casa… hay que cansarlos, para ello os propongo 5 tipos de juguetes para organizar juegos al aire libre con los que los más pequeños disfrutarán y llegarán con ganas a la cama por la noche.

Actividades con niños Juegos al aire libre
El verano es una época muy bonita y tal… pero para los padres y madres trabajadoras no es fácil conciliar esta época de más de dos meses de vacaciones escolares con el trabajo. Durante el mes de julio hay muchas escuelas muncipales (Escoletes aquí en Valencia) dónde dejar a los pequeños a un precio asequible, se divierten y se cansas…, pero en agosto esta oferta disminuye (o desaparece) y muchas veces hay dejar a los pequeños con familiares, en casas de campo, etc.

Para hacer la estancia más agradable y divertida para todos, ahí os dejo 5 ideas de juguetes que podéis regalar a vuestros niños en verano para hacer las actividades y juegos al aire libre que más les gusta y olvidarse por un tiempo de las televisión, la consola y la tablet.

Recordar… ¿qué os gustaba hacer de pequeños?

1. “Guarrear” con agua y arena

¿A quién no le ha gustado hacer castillos de arena? ¿es necesario estar en la playa para disfrutar de esta actividad? La respuesta es “no”, existen muchos juegos de agua y arena en el mercado, como:

Mesa para agua y arena, tiene una parte de arenero y otra para el agua, además de accesorios para hacer las esculturas… por así llamarlas.

Mesa para agua y arena

Mesa para agua y arena

¿De dónde sacamos la arena? pues de la playa, y si no se vive cerca del mar, comercializan lo que se conoce como “arena bubber“, que es una arena de colores, muy fina que se moldea y compacta como si fuera arena mojada (dicen que es fácil de limpiar y recoger).

2. Salta, salta, salta sin parar

Otra actividad innata de un niño es la de saltar. Pon a un niño en un colchón y es lo primero que va a hacer.

Esta actividad es un poco más compleja pues requiere ya de juguetes de gran formato y no siempre se dispone del espacio suficiente… pero bueno, ahí os dejo dos opciones:

Un castillo hinchable… existen ya modelos más compactos para disfrutar de tu propio parque infantil en el jardín.

Castillo hinchable

¡qué bien lo pasamos!

Y si no queremos tener todo el día el compresor del castillo encendido, vamos a las clásicas camas elásticas… agotador pero divertidísimo.

comprar cama elástica

Salta, salta, salta

3. Bota, bota la pelota

Otro “must have” en el cuarto de juegos es una pelota. Los juegos de pelotas gustan mucho a los niños y niñas, además de estimular su coordinación y su psicomotricidad.

Por un lado podemos jugar a deportes de balones como el fútbol, el baloncesto, volleyball etc, y para ello no es difícil encontrar porterías, redes y canastas para jardines. También tenemos los juegos de raquetas: tenis, badminton, pin-pon, padel…

Pero, lo que más divierte, especialmente a los más pequeños, es lanzar una pelota muy ligera al aire y pegarle para que no toque el suelo, y por eso me ha encantado este “Pelotón flotante“, una ¡¡pelota hinchable de 120 cm!! , las hay más pequeñas, pero me ha impresionado este tamaño y lo que le gustaría a mi hijo pequeño.

Pelotón flotante

¡Que no toque el suelo!

4. Corre, corre que te gano

Además de saltar, a todo niño le encanta correr y competir también. Muchos hemos pasado gran parte de nuestros días de juegos en la calle jugando a pillar y haciendo carreras, como las carreras de sacos, ¿os acordáis?. Las carreras de sacos eran una actividad que nunca faltaba cuando la comisión fallera preparaba una tarde de juegos infantiles, por eso me ha encantado este juguete que es un set de 6 sacos para carreras, van numerados y cada uno es de un color.

Comprar sacos para carreras

¡A ver quién llega sin caerse!

5. ¡Quiero pintarrrr!

Pintar relaja, así podemos todos descansar un poco, no vayamos a tener al niño todo el día corriendo y saltando. La última actividad al aire libre que me gustaría proponer es la de pintar, bien con pintura de dedos, con acuarelas o con témperas, al estar al aire libre no nos preocupamos tanto de que nos manchen los muebles, a ellos les encantará pintar con pincel un lienzo y más si mamá está con ellos pintando un cuadro también.

La última vez que intenté esto con mis hijos acabé un poco fustrada por ver el semejante empastre de dibujo que hiceron (también son muy pequeños). Pero recuerdo lo emocionados que estaban los dos porque iban a pintar con pincel y cómo imitaban mis movimientos… y ¡lo bien que nos sentó ese limón granizado después para combatir el calor de aquel día!

Pintar al aire libre

Vaya par de obras de arte

Espero que con estas, y a falta de una piscina o una playa cerca, vuestros niños lo pasen genial y se cansen para dormir como angelitos toda la noche y parte de la mañana (para los que tengan esa suerte).

¿Qué juego te gusta más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *