Glow, fresca y entrañable serie de Netflix

Glow es la última serie de Netflix producida por Jenji Kohan siguiendo la misma frescura e historias comprometidas de su anterior éxito Orange Is the New Black

Opinión: la recomiendo

Acabo de terminar la serie Glow recientemente añadida a Netflix, y me gustaría compartir mi opinión e invitación a verla. No se trata de una serie profunda, con diálogos y tramas difíciles de comprender o con grandes puestas en escena, no, todo lo contrario: capítulos cortos, trama sencilla y una historia de la que ya esperas el final pero que engancha.

Solo hay una temporada que deja cerrada la historia de Glow pero parece ser que se ha firmado una segunda temporada. Solo espero que no deje de perder esa chispa al igual que ocurrió en las dos (o tres) últimas temporadas de Weeds (también de Jenji Kohan).

Así que ¡¡recomiendo ver Glow en Netflix!!

La trama

Glow trata sobre un grupo de chicas que son seleccionadas en un casting para hacer un programa de televisión de lucha libre femenina y está ambientada en Los Ángeles de los años 80. Realmente es una ficción sobre un programa que sí existió.

Con una ambientación muy buena y un vestuario y peluquería impecables que te retoman a aquellos años 80.

¡Atención posibles spoilers!

Los personajes.

Glow es una serie feminista.

Lo que destaco de esta serie es, igual que en Orange is the New Black, es los personajes tan variopintos con actrices que no encajan en el prototipo de mujer perfecta (salvo una) y donde predominan las mujeres de diferentes etnias, estilos y estado físico, todas ellas y ellos también, con una historia trágica detrás que se van descubriendo a lo largo de los capítulos. ¿No os recuerda a las convictas de Orange? a mí sí.

La protagonista de la serie Ruth, es una actriz (o aspirante a actriz) que apenas sobrevive de su trabajo pero que encuentra en Glow una oportunidad laboral en un principio, aunque luego se compromete mucho con el proyecto y establece una relación laboral con el director (al principio ésta la rechaza) con cierta tensión sexual que me recuerda a la existente entre Nacy y Andrew Botwin en Weeds. Un papel muy bien interpretado.

La amiga de Ruth, al principio de la serie, luego no … es Liberty Belle, el prototipo de belleza americana y a la que se ficha como estrella. Una fachada de personaje, feliz, perfecta, con un buen matrimonio… pero que en realidad es todo mentira y es Glow lo que le hace tirar adelante, pese a que su negación al principio.

 

Ruth y su “mejor” amiga Liberty Belle

El director del programa, Sam, es un fracasado director de cine, divorciado, alcohólico y cocainómano, con guiones psicodélicos, que intenta llevar adelante el proyecto Glow porque piensa que le dará pie a rodar su “obra maestra”… que luego le chafan en el cine. Al principio no soporta a Ruth pero luego establecen lazos más profundos.

Sam en uno de los entrenamientos

Podría seguir y no parar… todas tienen alguna historia con fondo social.

El final, conseguir el programa… con una evolución en las llaves de las protagonistas impresionante.

Lo dicho, si empiezas la serie, con el formato de capítulos cortos y todo el universo ochentero tan conseguido, seguro que la ves en un fin de semana

¿La has visto ya?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *